sábado, 30 de junio de 2007

GUERREROS DE PAPEL 2da Parte

Escrito por MRF en La Plata el 3 de febrero de 2006

EL FUEGO DE LA VERDAD
Apenas promediaba la segunda semana de enero cuando escribí Guerreros de papel[1], donde resaltaba que la oposición a las papeleras era infundada, insensata y reaccionaria. En ese momento no había muchas voces que hicieran oír una versión de los hechos diferente de aquella que, aún hoy, es la versión de las autoridades argentinas, locales, provinciales y nacionales. En estos días, sin embargo, solamente veinte más tarde, ya es posible escuchar o leer opiniones autorizadas que sustentan nuestro grito liminar.
Como a Pandora[2], me queda la esperanza de que el fuego de la verdad sólo deje cenizas de nuestros infaustos guerreros de papel.

MANIPULACIÓN DE MASAS
La actividad del hombre, desde siempre, se ha caracterizado por modificar la naturaleza, para obtener a partir de ella aquello que necesita. Esta capacidad le ha permitido, a pesar de su debilidad biológica, sobrevivir y reproducirse hasta llevar la población mundial a alrededor de 6000 millones de almas.
Desde que Prometeo[3], maestro de la civilización, entregara al hombre el fuego, éste no dejó de pensar, razonar, intuir, crear, transformar la naturaleza. Estableciendo con ésta un nuevo diálogo, desde la libertad, cada vez más conciente de su yo.
Sin embargo, esa libertad, es al mismo tiempo, causa de angustia, inseguridad y miedo. Erich Fromm[4]; quien atribuía el éxito del fascismo al miedo que, las capas medias de la sociedad europea, tenían a la libertad; decía que: “la religión y el nacionalismo, así como cualquier otra costumbre o creencia, por más que sean absurdas o degradantes, siempre que logren unir al individuo con los demás constituyen refugios contra lo que el hombre teme con mayor intensidad: el aislamiento”. Seguramente, este rasgo distintivo del hombre es el que explica que, de tanto en tanto, a veces con alta frecuencia, podamos observar la manipulación de grupos ,más o menos numerosos, (de personas envueltas en movimientos colectivos irracionales, irreflexivos, violentos) por “dirigentes” carismáticos, inescrupulosos. No pocos de personalidad histérica, como Adorno explicaba que era la de los dirigentes fascistas.
¿Podría el “movimiento anti-papeleras” escapar a ese patrón de comportamiento social?.
El gobernador entrerriano nos da una mano para responder la pregunta. Lo hace cuando relata a la prensa[5], que entre los asambleístas de Gualeguaychu: “Hay algunos que no se animan a decir que les interesaría cambiar el modo de protesta porque tienen miedo de que los acusen de traidores”. ¡Quién fuera sujeto de tal acusación se vería, sin dudas, condenado al aislamiento!
Creo oportuno insertar aquí un comentario casi textual de Adorno[6]: “Algunas personas, en general tuvieron dificultades para entender el efecto de los discursos de Hitler, puesto que sonaban muy poco sinceros, muy poco auténticos, o para decirlo con una palabra alemana, verlogen (mentirosos). Pero es una idea engañosa suponer que la llamada gente común tiene infaliblemente una aptitud especial para lo auténtico y lo sincero. Hitler no atraía a la gente a pesar de sus burdas bufonadas, sino precisamente a causa de ellas, gracias a sus falsos tonos y a sus payasadas”.
Democracia y libertad son conceptos inseparables. No es democrático el sistema donde se impide o dificulta el ejercicio de alguna de las libertades esenciales (de opinión, de pensamiento, de circulación, etc). No es democrático el país donde la mayoría sojuzga a la minoría, moral o físicamente.
Sin embargo, tampoco hay democracia cuando la minoría se impone a la mayoría por medio de la acción directa. Ambas son forma de ejercicio del poder más allá del derecho y ello es simplemente tiranía[7].

¿CAUSA NACIONAL?
Se ha querido hacer de la “guerra” contra las papeleras una causa nacional, sin embargo, y a pesar de la evidente complicidad de las autoridades nacionales, aún no lo es, afortunadamente.
Por el contrario, Corrientes y Misiones[8] han criticado fuertemente la actitud del gobernador entrerriano y han resaltado que ellos recibirían con brazos abiertos la instalación de plantas similares en su territorio.
La repercusión económica, de los emprendimientos en cuestión, sobre la economía de la región podría ser muy importante. Un dirigente misionero, además empresario forestal, expresó que la actitud del gobernador entrerriano “atenta contra los intereses argentinos por cuanto no pueden funcionar industrias forestales sustentables, eficientes y competitivas sin el funcionamiento de las plantas celulósicas, pilares fundamentales para desarrollar el sector”.
El clima, creado artificialmente, está frustrando la participación de los cultivadores argentinos como proveedores de madera para las plantas de pasta uruguayas[9]. No se trata sólo de la provisión de rollizos, que implica el talado de árboles, sino de astillas provenientes de otras empresas madereras.
No es, la posibilidad de aportar materia prima, la única pérdida que provoca esta situación. Por el contrario, una política correcta por parte de nuestro país podría, todavía, hacerlo atractivo para la instalación de plantas productoras de papel y otros productos que se elaboran con la pasta de celulosa, que producirán las plantas de la banda oriental.
El desarrollo industrial, dice nuestro gobierno (adicto a las paradojas), es imprescindible para la eliminación de la pobreza. Sin embargo, la ineficiencia para atraer inversiones en el sector hace que nuestro país mantenga su condición de importador de rubros papeleros por unos 500 millones de dólares[10]. Aún peor, que permanezcamos en el atraso que significa cortar árboles y llevarlos a Bahía Blanca para que una planta japonesa los convierta en astillas que son exportadas a España[11].
Como se ve, los perjuicios que la contaminación visual puede producir a la industria turística gualeguaychense no se compara con los daños que la insensatez oficial ocasiona al resto de la provincia y del país.

EXPERTOS Y TRUCHIMANES[12]
El presidente del INTI (Instituto Nacional de Tecnología e Industria), en un reportaje periodístico[13], ha sido terminante en sus afirmaciones. Ha dicho: “con un control claro del tratamiento de efluentes, la contaminación que producen es irrelevante, no implica ninguna irrupción de productos perjudiciales en el ecosistema”. A su juicio la causa del escándalo político hay que encontrarla en “la falta de información”. De la cual responsabiliza a las empresas. Agregaría que la desinformación se produce, especialmente, por carencia de información fidedigna y por difusión de falsedades.
Este juicio había sido precedido[14] por la opinión del Ingeniero Marcelo Novaresi, quien es coordinador de una de las Unidades del Centro de Investigación de Celulosa y Papel del INTI. Este afirmaba que “el problema es más económico que ecológico”. Por otra parte, en el mismo reportaje, el Dr. en Ciencias de la Madera y Papel[15] Alberto Venica (consultor independiente) sostenía que “mientras se utilice la tecnología adecuada de manera correcta y se controle que estas fábricas cumplan lo que prometieron, no debería haber problemas”. Por último, tenemos el juicio la directora del Programa de Investigación de Celulosa y Papel de la Universidad Nacional de Misiones, la Ingeniero María C. Area quién afirma: “Tras 15 años de estudios, y con los cambios introducidos en el proceso industrial, los niveles de sustancias contaminantes emitidas son mínimos como para dañar la salud o el ambiente”. Y aportaba un dato muy importante. Nos cuenta: “En 1996, el Banco Mundial recomendó el blanqueo de papel TCF[16] (Libre totalmente de cloro), sin embargo, la Convención de Estocolmo validó en 2001 que la tecnología ECF (Las usadas por Botnia y Ence) genera una contaminación similar al proceso TCF”. Este hecho es revelador. Deberíamos recordar que Greenpeace hacía la propuesta de cambiar a TCF. Propuesta aceptada por el gobierno argentino y que fuera calificada por un funcionario uruguayo como tontería.
Siendo estas las opiniones de los expertos argentinos, ¿porqué las conclusiones de la delegación argentina, que participara en el Grupo Técnico de Alto Nivel de la Comisión Binacional de Estudio de Impacto Ambiental son diferentes? ¿Quiénes son los expertos argentinos que participan en el GTAN? ¿Cuáles son sus antecedentes en la materia?
El único nombre que ha trascendido es el de su coordinador, un militante ecologista, quien simultáneamente es Asesor de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú. Este señor (un “economista ecológico” contratado por la gobernación entrerriana) de antecedentes científicos desconocidos en la materia de contaminación por papeleras, lleva la voz cantante de la parte argentina.
¿Por qué nuestro gobierno, la cancillería y su especialista ambiental no recurrieron a los expertos nacionales para su asesoramiento? ¿Por qué dejaron en mano de truchimanes del ecologismo un dictamen que comprometía seriamente las relaciones con un país amigo?
Pero esto no es todo. ¿Por qué se ignoró la existencia del FREPLATA?[17]. El proyecto binacional, en el que participan más de 150 técnicos y científicos de ambos países, que estudia, desde distintos puntos de vista, el tipo y magnitud de la contaminación del río, así como su origen y consecuencias.
Tal experiencia pudo, todavía puede, haber sido de gran utilidad para asesorar técnicamente en el conflicto y, seguramente, será una buena base para los controles cuando las plantas estén en operación.
Si se hubiese obrado con idoneidad y pensando en los intereses de mediano y largo plazo de todo el país no estaríamos metidos en la absurda realidad del conflicto. Si se hubiese usado toda la maquinaria mediática, que se aplicó a la desinformación, para difundir la verdad quizás estaríamos sólo lidiando con unos pocos fanáticos.

GREENPEACE juega la GREEN-WAR mientras hace el GREEN-BUSINESS
Alrededor del asunto que nos ocupa, revolotearon diversos personajes del integrismo[18] ecologísta. Sin embargo, la más conocida organización es la internacional Greenpeace. Por lo tanto, he creído conveniente escribir unos párrafos ofreciendo un semblante de la organización que, probablemente, más influenció en el accionar de la Cancillería Argentina.
Greenpeace es la más grande organización ambientalista del mundo. Tiene más de 5 millones de adherentes y posee oficinas en más de 20 países.
Una vez, la revista de negocios Forbes describió esta organización como “un negocio hábilmente manejado” con un completo comando de “las herramientas del correo directo y la manipulación de imagen, usando tácticas que serían inmediatamente condenadas si fueran practicadas por corporaciones con fines de lucro”. Sin embargo, aquí y en otros países, Greenpeace queda fuera del alcance del escrutinio público, oculta detrás de la máscara del estatus de organización sin fines de lucro.
Greenpeace proclama no recibir apoyos económicos de los estados o corporaciones, aunque su lista de sostenedores es secreta. Anualmente publican ingresos y egresos sin detalles del origen de aquellos. Por ellos sabemos que Greenpeace tiene un presupuesto anual que ronda los 150 millones de dólares anuales. Aunque la organización mantiene oculta la lista de sus donantes, entre ellos se encuentran muchas otras fundaciones, también sin fines de lucro. Entre las cuales, como muestra podemos mencionar un par: El John Merck Fund quién donara a la organización 50 mil dólares en el año 2000, para la campaña contra la ingeniería genética y el Rockefeller Brothers Fund quién aportó, a Greenpeace, en 2001, 150 mil dólares para la campaña de agricultura sustentable en China.
A las donaciones se debe agregar los ingresos por “merchandising” y la venta de alimentos orgánicos que reemplazan a los que la organización condena por diversas causas. ( por ejemplo, Lord Meter Melchett, anterior lider de Greenpeace del Reino Unido, es uno de los más grandes productores “orgánicos de Europa[19])
Es razonable pensar que el green de Greenpeace se refiere al color de los dólares más que al ambiente.
El capítulo local de la organización tenía para 1997 un presupuesto de aproximadamente 1 millón de dólares. La mitad provenían del exterior. ¿Quiénes en la Argentina aportan la otra mitad?
Para Greenpeace de Australia el método de blanqueado que usarán las papeleras de Uruguay (método ECF) es medalla de plata[20] y para los coordinadores de la campaña forestal de Greenpeace en Escandinavia, las diferencias entre los métodos TCF y ECF, en cuanto a sus consecuencias ambientales, son totalmente irrelevantes. Sin embargo, para Greenpeace Argentina las plantas que usan ECF envenenan el ambiente y recomiendan reemplazarlo por le TCF. ¿Qué es lo que incentiva a la organización local a sostener tal posición?
Tal vez, las razones son las que ventila el Dr. Patrick Moore[21]: “ A principio de los de los ochenta, Greenpeace, y gran parte del movimiento ecologista dieron un fuerte giro hacia la izquierda política y comenzaron a adoptar agendas extremistas que abandonaban la ciencia y la lógica a favor de la emoción y el sensacionalismo. Me di cuenta del concepto emergente del desarrollo sustentable, la idea de que las prioridades ambiental, social y económica podrían equilibrarse. Me convertí a la idea de que podrían encontraser soluciones ganadoras juntando a todos los intereses alrededor de la misma mesa”. ..”El movimiento ecologista ha perdido el rumbo, favoreciendo la corrección política por encima de la precisión fáctica, inclinándose a las tácticas de miedo para ganar apoyo. Muchas de las campañas en boga ahora lanzadas en nombre del ambiente darán por resultado, en caso de que tuvieran éxito, un aumento del daño al ambiente y al bienestar humano”.
A pesar de lo dicho, Greenpeace tiene derecho a hacer crecer una margarita en su obligo, si le place. Lo que no puede ocurrir es que estos aventureros impongan a nuestros gobiernos sus delirios y mucho menos sean considerados, por aquellos, “expertos” de consulta.

ULTIMA ESCENA
-Entra a escena el mensajero y, con voz sonora, anuncia que la legislatura de la provincia ha aprobado, por unanimidad, recurrir a la corte internacional.
-Saluda con una inclinación de su cabeza y se retira.
-El Señor, apoltronado en su trono, llama a su canciller y le ordena enviar a La Haya, en forma inmediata, la reclamación del reino.
-Los cortesanos felicitan a su majestad, mientras cae el telón.

[1] Publicado en U24 (opiniones)
[2]Los Mitos Griegos. Robert Graves
[3]Idem 2
[4]El Miedo a la Libertad. Erich Fromm
[5]La Nación, 01/02/06
[6]Ensayos sobre la propaganda fascista. Theodor W. Adorno
[7]Two Treatises of Govermment, John Locke
[8]La Nación, 30/01/06
[9] Las negociaciones que Botnia realizaba para tener proveedores argentinos están suspendidas, por razones locales, y hacen peligrar la participación argentina en el proyecto. La Nación 01/02/06.
[10] Publicado en www.estrucplan.com.ar el 12/01/06
[11]Declaraciones del presidente del INTI, Pagina12, 01/02/06
[12] Hombre experto en compraventas y cambios. Diccionario de la Lengua Española Actul, Ed.Aguilar. Ortega y Gasset habla, en La Rebelión de las Masas, del estado truchimán.
[13] Enrique Martínez (INTA), Página 12, 01/02/06.
[14] La Nación,30/01/06.
[15] Título obtenido en la Universidad de Carolina del Norte (USA)
[16] En el trabajo mencionado en la referencia 1, se puede encontrar más información sobre estos procesos.
[17] FREPLATA es una iniciativa binacional argentino-uruguaya denominada “Protección Ambiental del Rio de la Plata y su Frente Marítimo. Prevención y Control de la Contaminación y Restauración de Habitats. El proyecto está en ejecución (Se han publicado un analisis diagnóstico e informes de los expertos sobre la contaminación del rio en ambas orillas). El Consorcio está formado por la Comisión Administradora del Río de la Plata y la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo, cuya actividad está financiada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Interamericano de Desarrollo.
[18] El adjetivo se refiere a la pertinaz insistencia, de grupos como Greenpeace, en usar el ecologismo como arma política.
[19] Información difundida por la Internacional Foundation for the Conservation of Natural Resources.
[20] http://www.paradiseforest.org/consumer_solutions/good_wood_guide.php
[21] P.Moore fue cofundador de Greenpeace. Se puede visitar la página web de la organización que actualmente dirige. www.greenspiritstrategies.com

2 comentarios:

DEG dijo...

Estimado Féliz: ya que usted defiende como buen científico los preceptos de empirismo y racionalidad, me resulta extraño que utilice para fundamentar sus argumentos sobre las libertades y la democracia a John Locke, un pensador partidario de la monarquía constitucional que basa sus teorías sobre la sociedad en la Biblia e inventor de una de las ficciones (absolutamente ahistórica) fundantes de la política moderna como lo es su variante de la teoría contractualista.
O que tenga como referente a Kant, un buen tipo sin dudas, pero un incuestionable idealista que para comprender la realidad necesitaba infectarla de moral (nada extraño, por otra parte, teniendo en cuenta que el alemán era un buen y piadoso cristiano).

Saludos

Estin Geymonat

MRF dijo...

Estimado DEG,
Despues de más de 30 años dedicado a una ciencia natural, ser termina adoptando el más estricto eclecticismo. Las citas valen por su contenido intrinseco y nunca significan una valoración de la obra completa del autor citado.
Criticar a Locke por monarquico o Kant por cristiano o idealista es cuanto menos un exabrupto.
Sería como no citar a Einsten porque abandonó a sus hijos, a Nietzsche por esquizofrénico, a Althuser por asesinar a su esposa o a Heidegger por nazi. Bien, a este último procuro no citarlo. Sin embargo, hasta en Heidegger puedes encontrar una buena idea para citar.